Amigurimi: Flamenca

Ojalá supiera hacer ganchillo o crochet como finamente se llama ahora. Efectivamente yo no he hecho esta muñeca flamenca, ha sido mi hermana…

amigurimi: flamenca

… al parecer ha heredado el talento de mi abuelita! Ya me gustaría a mi!Es increíble las cosas que se pueden hacer con ese arte centenario. Cuando era pequeña veía a mi abuelita con la aguja y el hilo  dale que te pego a unas velocidades de vértigo y a la que te descuidabas te había hecho una maravilla con motivos de flores, sin ellas, con ondas…

amigurimi: flamenca
Era una especie de magia, más aún cuando la veías que lo hacía casi sin darse cuenta, viendo la tele y al parecer sin prestarle demasiada atención.
Recuerdo cuando íbamos a su casa y te pedía ayuda para desmarañar esas bolsas llenas de hilo y convertirlas en unas bonitas madejas. Ese pequeño ritual no se me olvida… se convertía en una especie de baile de manos mientras ella a toda velocidad daba las vueltas al hilo alrededor de la madeja.
amigurimi: flamenca
Tampoco se me olvida cuando cometías un error y se liaba la cosa y ella con todo su cariño te ayudaba a encontrar de nuevo el compás del baile.
Hoy ya no sólo no se acuerda de cómo tejer con ganchillo sino que no recuerda casi ni cómo hablar. A veces la vida es así de durilla. Sólo espero que también se le haya olvidado sufrir.

 

Te quiero abuelita!… a ti también hermana!

Una respuesta a “Amigurimi: Flamenca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *